Barba y su tendencia para el 2018 y un par de años más

No sé si sea tu caso, pero al menos es lo que podría estar pasándole a muchos barbudos que ya llevan años cultivando y manteniendo una barba impecable. Y no me refiero a todos los grandes barbudos, sólo a algunos que podrían clasificarse de “barbas inquietas” (que en este mundillo hay de todo menos gente normal).

Podríamos decir que hasta el 2013 un barbudo era un espécimen relativamente único en su kilómetro cuadrado. En 2014 aparecían las primeras cofradías y de ahí al 2017 ya se ha hablado del gran boom. En 2018 la tendencia sigue consolidándose y como tal va mutando.

Podría interesarte conocer lo que tenemos para ti en nuestra TIENDA ONLINE

Antes de seguir (que los “talibanes del vello facial” de seguro ya postearán “que la barba no es una moda”), aclaro que esto del uso de barba es una tendencia en el sentido (parafraseando cálculo 1) que la “función de estilo masculino tiende a portar vello facial mientras la variable tiempo tiende al infinito” (calculo 1 fueron los peores 3 semestres de mi vida así que no me toquen los huevos discutiendo lo prosaico de mi alegoría). Pero nada dice que esa función sea lineal o con pendiente constante siempre positiva.

En otras palabras: la barba seguirá y cada vez será más aceptada, pero con distintas formas.

El razonamiento para llegar a esta conclusión es muy simple: es un buen negocio. No me refiero a los que estamos detrás de Bang (que esto no nos da ni para hacer cantar a un ciego), sino a grandes empresas como Nivea, Phillips, Guillete, Crew, etc. A caso no has notado el mercado de productos para corte, recorte, cuidado y aseo masculino. Bueno, mejor que así sea, si no todas las barberías tan “dije” que tanto nos gustan terminarán en las típicas galerías junto a los sex shop y vendedores de accesorios para celulares, recibiendo las frías miradas de señoras tras revistas añejas y bajo secadores de pedestal en las inmortales peluquerías.

– Hey! que mi felpuda es mi estandarte de libertad y no por mera moda o tendencia!!!.

 

Sereno moreno, no lo discuto, creo lo mismo que tú. Es por esa misma libertad que tanto defendemos que tampoco nos uniformamos con un estilo. Aprovechamos la versatilidad de nuestra amada barba para cambiarle a la forma, largo y/o degrade (fade) que queramos. Tal vez sólo unos pequeños cambios hagan una gran diferencia.

Esto tiene varios puntos a favor:

1.- Hoy te podrías distinguir del resto. Antes presumías de ser el único con una barba larga y frondosa, ¿puedes hacer lo mismo ahora?, seguramente no, pero ¿si tuviera un perfilado distinto?. Ten tu propia identidad.

2.- Si te frustraste por nunca lograr una barba súper poblada (que pena por ti), ésta es la oportunidad de no necesitarla, sólo debes darle forma y cultivar donde sí puedes. Ojo que los pelos del entrecejo no son barba.

3.- Si la echaste a perder, o siempre la echas a perder, hoy eso es una oportunidad de ser único. Ahora si nunca lograste dominarla, podrías probar usando nuestro BALSAMO PARA BARBA.

4.- Siempre es bueno refrescar el look cada cierto tiempo.

5.- ¿Tu pareja se aburrió de ti?, una barba distinta cada mes puede ser un afrodisiaco.

7.- ¿Te has puesto a pensar que tal vez esa barba no es la más adecuada para ti según la forma de tu rostro?, es una oportunidad para cambiarla.

8.- ¿Tu vello está en muy malas condiciones?, ¿mal despuntado?, ¿puntas partidas en exceso?, resetea tu barba y comienza desde el principio usando ACEITE PARA BARBA, te aseguro que esta nueva joven y bien acicalada no te hará extrañar la vieja.

 

Te dejo aquí algunas muestras de los múltiples estilos a los que puedes mudarte, obviamente opta por lo que más te haga sentir cómodo (y puedas).

 

 

Un saludo metamórfico

Próspera barba