Barba con canas, ¿teñir, asumir o qué?

Hace 15 años jamás habría pensado que escribiría sobre un tema tan profundo, filosófico, íntimo e insondable como es el paso del tiempo. Hoy tampoco lo pienso, pero relacionado a eso quiero abordar un tema mucho más mundano como lo es llevar una barba con canas.

Si eres un barbudo de mediana edad, te habrás dado cuenta que tu vello facial comienza de manera lenta, pero segura (no tan lenta como quisieras) a tener una porción creciente de canas. Lo que tal vez antes eran “pelos colorines” que te daban ciertos reflejos en esa coqueta “chascona de tu rostro”, ahora son “pinceladas” que marcan la acumulación de experiencia ganada por lo años. A la hora de mirarse al espejo, esas “pinceladas” más bien parecen malditas acusetes de que te estás poniendo viejo y hasta pueden hacerte cuestionar si llevar o no una barba.

Como no eres un “cardboard bearded man” (escribir estupideces en otro idioma es un placer) o como decimos un “barbudo de cartón”, decides mantenerte firme y continuar portando tu inseparable en la cara. Pero esto no es como un resfrío que se pasa, muchos luego de probar peinar su barba de manera que las canas se oculten, prueban cortando cuidadosamente cada desteñido vello e incluso intentan rejuvenecer arrancando esas traidoras hebras usando una pinza.

Una barba canosa es cosa de suerte y gustos

No todos tienen una distribución de canas uniforme en el rostro o de manera simétrica, así que puede que más de alguno si mira a la derecha lo vean como un Alessandro Manfredini o un Toni Figueroa y si mira a la izquierda lo confundan con “el Chuña“. Tampoco creas que es sólo una cosa de edad, llegando a los 30 (o antes) ya comienzan a lucirse y aunque no lo creas, pueden aportar estilo como en este ejemplo.

– Ok camarada, pero ¿qué puedo hacer? 

Bueno, de partida está lo típico que probablemente ya no hiciste:

  • Descansar 8 horas diarias
  • Consumir alimentos ricos en vitamina B (brócolis, espinacas, leche, berros)
  • Mantener una dieta rica en vitaminas y minerales (frutos secos, pescado)

Esto de la canicie (¿nueva palabra para ti?) es altamente probable que en tu caso sea inevitable, pero date cuenta que es un regalo de la naturaleza para adornar esa “regalona”. Lo que sí es indispensable para no parecer un viejo desaliñado y patetico es portarla como un caballero. Para eso acude regularmente a tu barbería de confianza y usa productos que la mantengan nutrida y ordenada como los que puedes conseguir en nuestra TIENDA ONLINE o en nuestros OTROS PUNTOS DE VENTA. Una barba bien acicalada siempre se verá bien, es más, las canas le darán un toque de distinción y aire de superioridad, convirtiéndote en un auténtico zorro plateado.

– Entiendo, pero y si… ¿la tiño?

Teñir la barba

Es una opción válida, existen productos para ello, pero fíjate en lo siguiente:

  • Llevas cierto tiempo con canas y tus amigos ya te reconocen por ser el “viejo pascuero”. De un día para otro llegas con la barba negra como un blues, ¿crees que no te harán bullying?.
  • En promedio y de manera general, la barba crece medio milímetro diario (esto es más o menos 20 veces más rápido que el cabello), por lo que si la tiñes un lunes, ya para el viernes tendrás que teñirla de nuevo si no quieres ser delatado al tener vellos bicolores (y nuevamente te harán bullying y peor).

– Bueno asumo el riesgo, ¿como lo hago?

¿Seguro?, en lo personal conozco dos opciones (¡hey! que esto de la barbología no la hacemos leyendo): Tinturas para cabello (y/o de barba) y henna.

EN NINGUN CASO NOS HACEMOS RESPONSABLES DE LOS DAÑOS QUE PUEDAN OCURRIR CON ESTOS PROCEDIMIENTOS, NI SIQUIERA LOS RECOMENDAMOS.

Teñir usando tinturas

Existen tinturas para barba que se pueden encontrar en supermercados y farmacias. En Chile la marca más común (si no la única que recuerdo) es Just for Men. Simplemente debes mezclar el contenido de un par de pomos (uno es la tintura y el otro un fijador) y aplicar donde lo requieres teniendo cuidado de no pintar la piel, esperar el tiempo indicado en las instrucciones (10 – 15 minutos) y lavar.

También puedes usar tinturas de cabello, de esas típicas que usa tu mamá, tía o esposa, pero procura que sea de esas sin amoniaco ya que podría irritarte fuertemente la nariz al respirar o dañarte la piel (si no mueres). Sinceramente, yo no recomiendo probar estas tinturas, teniendo en cuenta que no están diseñadas para la piel del rostro, podrían ocasionar serios daños, y si no es a la primera, su uso frecuente  terminará haciéndolo.

En ambos casos, es posible tener que repetir el procedimiento. Las canas de la barba son más duras y gruesas que el cabello por lo que la fijación de las tinturas no es la mejor y se salen con el lavado. Algunas canas son incluso más duras de teñir que otras, para éstas, se podría aplicar la tintura sola (sin mezclarla con el fijador) unos 10 minutos y luego aplicar la mezcla completa.

Teñir usando henna para cabello

La henna es un producto natural y puedes encontrarla con forma de bloque o polvo en tiendas especializadas en cosmética natural (asegúrate que sea para teñir cabello). Dependiendo de la marca, algunas vienen con mantecas y otras cosas para evitar la resequedad, en cambio otras requerirán para ello que agregues aceite de oliva.

Si conseguiste henna lista para diluir y aplicar, simplemente disuelve el producto en un recipiente agregando muy poca agua hirviendo y revolviendo. Si tu henna es más bien “en bruto”, disuélvela con muy poca cantidad de agua hirviendo, café y jugo de limón. En ambos casos evita que tenga contacto con metales y procura que quede como un barro espeso sin grumos.

Deja actuar la henna un par de horas y luego lava. Esto mancha bastante y no sale de la ropa, si te manchaste la piel limpia la zona de inmediato (¡y usa guantes!). Sinceramente, aplicar este producto es lo más incómodo y sucio que hay, tampoco tiñe todas las canas.

En conclusión

No pierdas tu tiempo, dinero y dignidad tiñendo tus canas. Mejor pasa por nuestra TIENDA ONLINE u OTROS PUNTOS DE VENTA y adquiere nuestros productos para mantener una barba capaz de verse espectacular con o sin canas.

 

Un saludo con años de experiencia

Próspera barba